domingo, 17 de noviembre de 2013

[Debate] La Clave de las AG (03) - El Fenómeno Crowdfunding a examen (2ª parte)

Vamos con la segunda parte de nuestro debate sobre "El Fenómeno Crowdfunding". Si no habéis leído la primera parte, la tenéis en este enlace.

En esa primera parte nos acercamos al fenómeno crowdfunding, intentando dar respuesta a través de varias cuestiones a dos grandes preguntas ¿Por qué los equipos de desarrollo utilizan este sistema de financiación? y ¿Cuáles son los aspectos que hacen que una campaña de financiación tengan éxito y otras no?

En esta segunda parte, analizaremos algunos de los problemas y riesgos que pueda tener la financiación colectiva y finalizaremos con algunas consideraciones finales.

La Clave de las Aventuras Gráficas
Programa 03
El Fenómeno Crowdfunding a Examen
(2ª parte)

Dentro Cabecera

Hoy, en La Clave de las Aventuras Gráficas
El Fenómenos Crowdfunding a Examen (2ª parte)

Sin más, os dejo con Guardián Misterioso de La Mazmorra Abandon, con Miguel R. Fervenza de Indiefence, con e-Dipo de Morfología del juego y con lobo.rojo de Las Aventuras de Lobo.Rojo quienes nos darán su punto de vista sobre los temas que les formulo sobre diferentes aspectos de la financiación colectiva o micromecenazgo.

Sin más, empecemos ya.

C.- LOS PROBLEMAS Y LOS RIESGOS DE LA FINANCIACIÓN COLECTIVA

Posiblemente el mayor riesgo al que nos podemos enfrentar a la hora de participar en la financiación de cualquier proyecto, es quedarnos sin el dinero y sin el objeto financiado (sea este cual sea) Pero seguramente, nos podremos encontrar con algunos más, tanto nosotros como financiadores, como los propios desarrolladores al acudir a este tipo de financiación.

Por ejemplo:
  • Ollodepez.- En casi todas esas campañas, se nos promete poder participar activamente en el desarrollo del mismo, o en el peor de los casos, el poder estar informados personalmente de cada fase del desarrollo. En principio esto tendría que ser un punto positivo, pero ¿los diferentes equipos realmente cumplen con esta promesa? ¿Se participa realmente activamente en el desarrollo o son sólo palabras?
lobo.rojo.- La gente participa en los foros y a veces su voz puede ayudar a cambiar o mejorar algún aspecto del juego. Considero que Double Fine ha hecho un trabajo excepcional, no sólo por los documentales, sino que también es posible seguir con todo lujo de detalles cada aspecto del proceso de creación y producción, desde la programación al diseño gráfico y artístico.
Miguel R. Fervenza.- Es algo más fácil de decir que de hacer, las posibilidades de participación de una gran masa de jugadores son restringidas. Más allá de recabar opiniones sobre ciertos aspectos puestos sobre el tapete, es complicado poder asimilar una participación activa de los jugadores en el desarrollo.
e-Dipo.- No creo que nadie deba apoyar un proyecto artístico esperando influir en la dirección del mismo, ni creo que eso fuera sostenible ni recomendable. El mecenazgo reside, de hecho, en proporcionar recursos para que un artista pueda desarrollar SU proyecto, no el nuestro. Sí que me parece exigible, en cambio, mantener una información precisa y adecuada del proceso de desarrollo, virajes creativos y todo tipo de cambios o incidencias, con transparencia y profesionalidad.
Guardián Misterioso.- No sigo de forma habitual las campañas que son lanzadas diariamente pero, por lo que he visto hasta el momento, puedo decir a grandes rasgos que me he encontrado con ambas situaciones. Eso sí, tienden más a faltar a su palabra los grandes estudios (o nombres) que los desarrolladores independientes.
Esto tiene su explicación, ya que los primeros, si cuentan con un prestigio y un reconocimiento a sus espaldas, no necesitan demostrar nada al gran público pudiéndose permitir alguna que otra licencia. Todo lo contrario de lo que le sucede al desarrollador amateur, quien tendrá que actuar con pies de plomo para no quedar señalado a la primera de cambio, yéndose al garete su proyecto y, seguramente, su posterior proyección de cara a otras iniciativas.
Retomando lo que ya comentáramos preguntas atrás, resulta más sencillo al usuario de a pie darle una segunda oportunidad a Ron Gilbert (por poner un ejemplo) y depositar nuevamente su confianza en él que hacerlo con alguien que resulte desconocido para todo el mundo.
  • Ollodepez.- Si obviamos ese apartado de información o implicación en el desarrollo del videojuego; en general, parece que el hecho de apoyar una campaña de estas características implica pagar más que si simplemente adquiriésemos la aventura gráfica por medios habituales ¿pensáis que es así? ¿Creéis que es normal que sea así? O en realidad, ¿pagamos un poco más para aportar nuestro granito de arena y que el juego se desarrolle?
Guardián Misterioso.- Normalmente se paga una cantidad mayor que si se adquiriera esa misma aventura gráfica por medios tradicionales, aunque creo que se debe más a una actitud solidaria por parte de quien contribuye a la causa que a otra cuestión (aparte del interés del usuario en el hecho de que la aventura vea al final la luz).
Personalmente, las recompensas de estos proyectos me parecen insignificantes en el 99% de los casos, al menos en sus primeros eslabones. Es decir, que si fuera exclusivamente por las recompensas no apoyaría a ningún proyecto al no suscitarme estas interés alguno.
Por tanto, en mi caso (y creo que en el de la mayoría de la gente) concurren los dos aspectos que he citado anteriormente: interés por la aventura en sí y su posible lanzamiento y el respaldo a la causa.
Miguel R. Fervenza.- En principio, la razón para apoyar un desarrollo es que queremos que salga adelante, no ahorrarnos unos euros en su compra -si pueden ser ambas, mejor que mejor-, así que no nos debería doler que acabemos pagando un poco más que los que adquieran la aventura en una oferta no demasiado lejana al lanzamiento -no es habitual que el precio de salida sea inferior al precio de venta en la campaña-.
e-Dipo.- El micromecenazgo implica una relación con el proyecto distinta a la del consumidor-jugador. Como ya he comentado en alguna ocasión, ejemplos como Steam o los juegos gratuitos están demostrando que el modelo preeminente en la industria, pagar un precio más o menos estandarizado por un producto acabado, puede no funcionar en todos los casos: no todo el mundo está dispuesto a pagar el mismo precio por una misma actividad lúdica. Puede que haya gente dispuesta a invertir 60€ por adquirir un juego poco después de su lanzamiento; a otros jugadores, sin embargo, no les importará esperar a que baje de precio. Lo que ha demostrado Kickstater es que hay gente dispuesta a pagar cientos de euros para hacer que algo se materialice. Por esto y por otras razones, conviene no olvidar que no son comparables los roles de consumidor con el de “mecenas”.
  • Ollodepez.- Posiblemente el contratiempo menos grave sería que el desarrollo se retrasara con respecto a lo prometido (les pasó a más de uno, y posiblemente siga pasando) ¿Para vosotros es importante o ya contáis con este posible contratiempo?
lobo.rojo.- La verdad es que me hubiera gustado ver alguno de mis KS, aunque el tiempo de espera es lógico pues un juego no se hace en tres días. Broken Age lleva desde marzo de 2012, Moebius desde mayo de 2012, Spaceventure y Tex Murphy desde junio de 2012, etc…
Creo que en 2014 veremos la mayoría de estos juegos en el mercado, y me parece que un año y medio-dos años de producción es aceptable. Otra cosa es haber prometido una fecha de salida estimada y no cumplirla, pero eso rara vez ocurre (que prometan, me refiero).
Miguel R. Fervenza.- El retraso es muy habitual en el desarrollo de software porque es muy difícil hacer estimaciones, si a eso sumamos que los proyectos suelen estar en fases tempranas de desarrollo, lo más habitual es que el juego no se termine en plazo. Ya cuento con ello, no me molesta.
Guardián Misterioso.- Depende del tiempo del que estemos hablando porque no es lo mismo un retraso de tres meses que de un año.
En principio, siempre voy a tolerar mejor un retraso por parte de una gran compañía que distribuya sus títulos de forma tradicional que si proviene de un proyecto de esta índole. Y ello por la sencilla razón de que con unos no ha habido pago previo de mi bolsillo, mientras que con los otros sí.
Dicho de otro modo, haría la vista gorda con un proyecto vía “Kickstarter” que se retrase unos pocos meses, pero no si la demora supera el año. Sin embargo, con otro lanzamiento puedo esperar y, si llegado el momento ya no me interesa, decantarme por otro cualquiera sin que el aplazamiento me afecte.
No obstante, todos los desarrolladores, gocen de una mayor o menor relevancia, deberían cumplir en la medida de lo posible los plazos previstos porque eso para mí también denota profesionalidad y seriedad en el trabajo.
e-Dipo.- Cualquiera que haya realizado algún proyecto artístico —y más si implica trabajar en grupo— sabe que el establecimiento de unos plazos es muchas veces algo difícil de predecir de manera fiable. Por otra parte, en la mayoría de campañas se realizan estimaciones poco realistas de los tiempo de desarrollo, que son producto de falta de experiencia, precipitación y/o escasa planificación, por lo que lo que cualquiera que apoye un proyecto debería tener en cuenta que es poco probable que los plazos se cumplan.

Y además
  • Ollodepez.- En general, y al margen de los ejemplos mencionados en los puntos anteriores ¿Qué riesgos corremos a la hora de financiar un proyecto? Y no me refiero sólo al tema económico. ¿Creéis que los equipos de desarrollo cumplen con lo prometido en la campaña? ¿Pensáis que los que financiamos este tipo de proyectos estamos realmente preparados para posibles problemas o contratiempos?
e-Dipo.- El mayor riesgo, como es lógico, es que el proyecto se cancele. Esta es una situación más común de lo que parece en la industria y, o mucho me equivoco, o creo que no va a ser excepcional, sobre todo cuando el proyecto presentado en una campaña no ha tenido la suficiente planificación y la infravaloración de los costes u otras incidencias no previstas termine por impedir que se concluya.
Guardián Misterioso.- El principal problema ante el que nos encontramos es que las expectativas generadas sean superiores al resultado final con la consiguiente frustración por parte de aquellos que han depositado su confianza en el proyecto financiándolo. Si las expectativas se las ha creado la propia persona el problema es suyo, pero si es el estudio el que ha generado esas falsas impresiones estaríamos hablando de un engaño.
Sí existen casos conocidos por todos nosotros en los que lo prometido en un primer momento no se ha plasmado de la misma manera en el desarrollo posterior. En estas situaciones nos encontramos totalmente desamparados e indefensos no pudiéndose hacer nada al respecto, excepto decidir si ese desarrollador es merecedor de nuestra confianza para futuras iniciativas o no.
  • Ollodepez.- ¿Y con qué problemas o riesgos se enfrentan los equipos de desarrollo (al margen de que no consigan su objetivo económico)?
Miguel R. Fervenza.- El mayor es que descubran que su estimación había sido mala, que se queden sin dinero antes de terminar el desarrollo y con un compromiso adquirido con los jugadores.
Guardián Misterioso.- Principalmente, tener que desechar una idea, además del tiempo invertido en ella, en el caso de que no se alcance el objetivo económico propuesto. A fin de cuentas, nunca puede saberse a ciencia cierta si un proyecto va a ser acogido con interés o indiferencia por parte de la comunidad aunque éste atesore una incuestionable calidad.
Otros problemas vendrían dados por la escasez de recursos y/o medios en el caso de los pequeños desarrolladores a la hora de abordar un proyecto, además de ajustarse a un presupuesto y unos plazos como ya se ha comentado con anterioridad.
Tampoco hay que olvidar el riesgo que conlleva hacer público un proyecto de este tipo en una plataforma como “Kickstarter” a la vista de todo el mundo. No en vano, la idea puede ser copiada por cualquier otro estudio, algo que no sucedería si se utilizase un medio tradicional de desarrollo y producción.
e-Dipo.- Por mucho que las grandes distribuidoras y editoras puedan parecernos a menudo grandes monstruos escasamente interesados en el avance artístico del medio, lo cierto es que, incluso con los inconvenientes propios de tratar con una jerarquía de economistas y administrativos, siempre hay un cierto margen para afrontar inconvenientes: un aumento del presupuesto, una flexibilidad de los márgenes de entrega… que puede hacerse más complicado de solucionar con una financiación ya cerrada y dependiente de muchos agentes. Por paradójico que pueda resultar, un proyecto financiado por micromecenazgo no tiene por qué exigir un proceso de desarrollo menos rígido y autocontrolado. Por lo demás, las dificultades son las mismas que las de cualquier proyecto artístico prolongado: mantener la motivación, no perder el foco artístico, etcétera.

Veamos ahora algunos ejemplos reales, para profundizar en estos y otros aspectos:
  • Ollodepez.- El que una compañía como la de Double Fine nos diga que a pesar de haber recaudado unas ocho veces más de lo que pedían en su campaña, no les va a llegar para finalizar su aventura. A mí me lleva a pensar ¿sabían lo que iban a desarrollar cuando plantearon la campaña de financiación o probaron suerte sin más? ¿Qué pensáis?
lobo.rojo.- Cuidado, DF pensaba hacer una aventurilla con un equipo de 3-4 personas. Esa idea se esfumó a las pocas horas, cuando quedó claro que la gente quería una AVENTURA con mayúsculas. Eso cambió todo el proceso. Como observador de primera mano, creo que DF ha intentado siempre sacar partido del dinero conseguido, pero más aún han intentado crear algo especial, digno de la confianza que hemos depositado en ellos. La desconfianza hacia el proyecto de Tim Shafer es mayor desde fuera que en el seno de los miles de backers, que en su mayoría han apoyado las controvertidas decisiones que se han visto obligados a tomar, insisto, por querer crear un juego que terminó siendo más grande de lo que preveían. El error es perdonable, pues es un error creativo a riesgo propio: había que buscar más dinero o recortar aventura. Decidieron usar sus propios recursos y arriesgar más dinero para poder ofrecernos la aventura que su creador tiene en mente. Confío en que valga la pena. Yo admiro a los creadores que toman riesgos. Lo fácil hubiera sido hacer una aventura normalita y asunto arreglado.
Miguel R. Fervenza.- El posicionamiento de Double Fine era bastante claro, el desarrollo comenzaría después de finalizar la campaña si esta tuviese éxito, y en un documental se recogería todo el proceso de creación. Sabían que harían una aventura gráfica y que lo documentarían todo, pero ni la aventura estaba diseñada ni sabían la magnitud del proyecto. Cuatrocientos mil dólares era la cantidad mínima para poder hacer una aventura (corta) y el documental, con los más de tres millones debería ser algo más ambicioso. Y ahí es donde se les fue de las manos, Schafer diseñó una aventura demasiado grande (y por tanto costosa), el dinero recaudado en Kickstarter era insuficiente para finalizar el desarrollo. Aunque se han dicho muchas burradas al respecto -no vamos a descubrir la prensa del videojuego a estas alturas-, Double Fine sabe perfectamente que ese es un problema suyo, no de los backers, y en ningún momento pidió más dinero como se llegó a escribir. Para completar el presupuesto han vendido un bundle con los juegos del estudio y la aventura saldrá en Steam Early Access.
e-Dipo.- Seguramente plantearon una propuesta y sólo tenían una idea conceptual, algunos bocetos y poco más. Como ya digo anteriormente, lo lógico es pensar que no son una excepción y que encontraremos más casos de este tipo.
Guardián Misterioso.- Yo lo definiría con cuatro palabras: una tomadura de pelo. Puedo llegar a entender que eso mismo le ocurra a alguien que se embarca por primera vez en una campaña de estas características y sin un equipo detrás que pueda asesorarle. Pero, respecto a Double Fine y Tim Schafer me parece inadmisible.
Este señor lleva más de dos décadas realizando videojuegos y sabe perfectamente cómo funciona la industria de arriba abajo, por lo que no puedo tolerar en ningún caso un error de previsión de esta magnitud. Y no sólo por eso, sino también porque dispone de todo un equipo de gente trabajando con él que a buen seguro contará con una importante experiencia en este mundillo. ¿Nadie fue capaz de pensar que esto podía irse de las manos con el ambicioso proyecto que se había propuesto Tim Schafer? Sinceramente, me parece un escándalo de colosales dimensiones.
  • Ollodepez.- ¿Creéis que los chicos de Double Fine han elegido la mejor opción al decidir fragmentar su aventura en dos partes? ¿O es una decisión poco seria por parte de la compañía?
lobo.rojo.- No había alternativa. Los fondos recaudados por la primera ayudarán a financiar lo que falte de la segunda. El riesgo es que fracase estrepitosamente, pero supongo que ellos confían en la calidad de su producto. Yo creo que han hecho bien, recortar una obra suele ser muy mala idea.
Miguel R. Fervenza.- Es una solución al problema de financiación, si cumple el objetivo será una opción acertada. Intentaré explicar esto porque hay mucha confusión al respecto. Broken Age no tendrá dos partes, será una única aventura completa. Steam Early Acces es una plataforma dentro de Steam que permite a los jugadores acceder a ciertos juegos cuando, estando todavía en desarrollo, ya se puede jugar a una parte de ellos, tiene el objetivo de involucrar al jugador en su evolución. Esto es lo que va a hacer Double Fine, el juego se puede comprar ya a principios de 2014 para acceder de manera anticipada a la mitad de la aventura en Steam Early Access, y al juego completo cuando salga en verano. No funciona de manera diferente al resto de juegos que hay en Early Access, es una especie de precompra con la diferencia que en este caso puedes ya jugar a una parte antes del lanzamiento oficial. Los backers tendrán acceso a esa parte y al juego completo —por supuesto sin pagar nada más que lo donado en la campaña—, y los que lo compren en Steam Early Access, tampoco tendrán que pagar después por la aventura completa. Con esas precompras de acceso anticipado pretenden completar la parte de financiación que les falta para terminar el juego.
e-Dipo.- Es una solución poco elegante, pero seguramente es la más adecuada para solucionar el problema. 
Guardián Misterioso.- Se puede decir que una vez que se han metido en un jardín como ése, han optado por la menos mala de todas las alternativas que se les presentaban. Aun y todo, me parece un error de bulto porque el aplazamiento va a ser mayor, provocando así una mezcla de incertidumbre y desesperación entre todos los interesados en la aventura. Y no sólo eso, ya que hay gente, como es mi caso, a la que nos gusta disfrutar de un videojuego de una sola pieza y no por entregas como si de un coleccionable de quiosco se tratara. Al menos a mí me da la sensación de encontrarme ante un producto incompleto y, salvo excepciones, no soy capaz de disfrutarlo de la misma manera.
  • Ollodepez.- Al margen de estos contratiempos, hubo otros problemas quizás más importantes, como por ejemplo: El caso de Jack Houston que David_Holm nos relató en su blog. O el más reciente caso de Elementary, My Dear Holmes! cuya campaña kickstarter decidió suspender por una sospecha de fraude (kickstarter y explicación) ¿Qué opináis sobre estos problemas?
Guardián Misterioso.- Ignoraba ambos casos y he de reconocer que me han sorprendido, ya que nunca llegué a imaginarme que en plataformas basadas en el “crowdfunding” como método de financiación se pudieran dar estos problemas.
En cuanto al primero de ellos, los desarrolladores y responsables de las campañas se encuentran en una situación de absoluta indefensión que perjudica a todos. A los propios autores por encontrarse ante la incertidumbre de si su proyecto llegará a buen puerto o no una vez que se ha encontrado este resquicio para aprovecharse de una laguna que presenta el modelo. Y, a los usuarios porque en caso de repetirse la situación podría generarse una desconfianza por ambas partes, disminuyendo de esta forma el número de proyectos y las donaciones destinadas a ellos.
Considero, por tanto, primordial articular un sistema que impida que se produzcan estos fraudes ofreciendo una mayor seguridad tanto a los desarrolladores como a los usuarios.
Por lo que respecta al segundo problema, no puedo pronunciarme debido a que no conozco las diferentes versiones (únicamente he tenido acceso a la del autor) e ignoro si realmente existió un fraude o no.
Miguel R. Fervenza.- Siempre es triste que haya quien se quiera aprovechar de la confianza de la gente, la microfinanciación tiene algunas fugas que urge taponar, y estos son buenos ejemplos.
lobo.rojo.- Jetas hay en todas partes, incluso si te compras una lavadora te puedes ver timado. Una vez más, el peso del nombre y el prestigio hace que sea más seguro apoyar KS de renombre que los de desconocidos, pero bueno, KS es micro-mecenazgo, y eso implica un riesgo que hay que aceptar. Si no quiere usted riesgos en su vida, ¡entonces no juegue, amigo!
  • Ollodepez.- ¿Qué deberían hacer las plataformas de financiación para evitar este tipo de problemas y que no se den más?
Guardián Misterioso.- No me corresponde a mí decidir respecto a este tema al tratarse de una cuestión sobre la que han de buscar una solución los responsables de dichas plataformas. Como es lógico, van a disponer de más datos y un estudio más acertado de la problemática que nos atañe frente a mi desconocimiento en esta materia.
De todas formas, lo que se me ocurre como posible solución es que en el momento correspondiente a la fase de financiación del proyecto no sólo se guarden los datos de la tarjeta asociada a la persona que realiza la donación, sino que también se proceda al cobro instantáneo. Así, en caso de que la tarjeta no pertenezca a su titular o no disponga de fondos se sabría desde un principio y dicha donación no engrosaría erróneamente el montante económico percibido hasta entonces.
Por otro lado, para que no se repitan situaciones como la mencionada anteriormente de Double Fine y Tim Schafer obligaría a los responsables de un proyecto a firmar un contrato en virtud del cual se comprometiesen a cumplir todos y cada uno de los puntos que hubieran hecho constar al principio. En el caso de que no se cumpliese con lo prometido, habrían de acatar la sanción impuesta que podría ir desde una penalización de carácter económico hasta la expulsión definitiva de la plataforma.

  • Ollodepez.- ¿Pensáis que sería necesaria una legislación específica sobre este sistema de financiación en España? (Ver campaña)
Guardián Misterioso.- Habría que ver en qué términos se llevaría a cabo dicha legislación, pero en principio sí lo vería como algo positivo a tenor de las lagunas que presenta este sistema. Al menos, se ofrecería una mayor garantía a todas las partes de la que existe en la actualidad. Si a ello se une un trato más o menos equitativo en lo que a promoción, subvención y difusión se refiere nos encontraríamos a su vez con un sistema más justo de lo que es a día de hoy.
Miguel R. Fervenza.- Creo que es necesario facilitar la creación, tanto mejorando las condiciones del crowdfunding, como poniendo menos trabas a los estudios pequeños. Desconozco si lo mejor es una legislación específica o no.

D.- CONSIDERACIONES FINALES
  • Ollodepez.- ¿Creéis que algunas aventuras gráficas nunca verían la luz si no fuera gracias a este sistema de financiación? ¿Ayudará este sistema de financiación a que más aventuras gráficas vean la luz? ¿Creéis que se está viviendo un resurgimiento del género gracias a este sistema de financiación?
Guardián Misterioso.- Por supuesto que algunas aventuras gráficas nunca se habrían lanzado de no ser por la existencia de este nuevo sistema de financiación. Como ya comenté, sé de casos de desarrolladores bastante conocidos a los que les han cerrado las puertas una y otra vez por tratarse única y exclusivamente de una aventura gráfica sin permitirles siquiera que diesen a conocer su idea.
De todos modos, no nos engañemos porque pertenecemos a un mercado minoritario dentro y fuera de plataformas de este tipo. Si ciframos el público interesado en aventuras gráficas en un 5% (por poner un ejemplo) en el mercado tradicional, la demanda va a ser prácticamente la misma dentro de una plataforma como “Kickstarter”. Lo que ocurre es que un desarrollador se puede permitir unos exiguos beneficios mediante un proyecto vía “crowdfunding”, cosa que una gran empresa no. De ahí que unos salgan adelante por una vía y otros sean rechazados de inicio por la otra.
Esto, de momento, nos beneficia a los entusiastas del género porque sí se aprecia un resurgimiento de las aventuras gráficas. Eso sí, se trata de algo fugaz y sin visos de permanencia y estabilidad. Al desarrollador independiente que necesita dinero para comer no le compensa pegarse una paliza a trabajar para que los beneficios del trabajo de dos años sean 10.000 o 15.000 euros. Y eso, siempre que el proyecto salga adelante y goce del favor del público. Llegará un momento, por tanto, en el que deberá optar por otra clase de trabajo que le permita vivir en detrimento de su afición. Éste, por tanto, es uno de los principales riesgos que se asumen al abordar un proyecto de estas características.
Miguel R. Fervenza.- Desde luego que algunas aventuras no verían la luz si no fuera por la microfinanciación, sin ir más lejos ese era precisamente el posicionamiento de Double Fine, en caso de no haber saldado con éxito su campaña, no habría habido aventura. En general el crowdfunding es muy interesante para los géneros minoritarios, así que sin duda ayudará a la creación de nuevas aventuras. El repunte que está habiendo es innegable, y está muy relacionado con el crowdfunding, pero para hablar de resurgimiento hay que esperar todavía un poco.
e-Dipo.- Por el momento se están produciendo más aventuras que las que se estaban realizando a través de los métodos de financiación de la industria, pero ni la variedad de las mismas -un remake del primer Larry, una quinta parte de Broken Sword…- ni su dirección artística o lúdica, permite afirmar, por el momento, y a la espera de comprobar, jugando, su calidad, que se esté produciendo ningún tipo de resurgimiento del género de la aventura gráfica.
Miguel R. Fervenza.- En términos artísticos -que en la aventura es en término jugables-, como apunta e-Dipo, desde luego que por ahora no se ha visto que los estudios estén aprovechando la microfinanciación para realizar diseños más arriesgados o avanzados; supone una decepción y una constatación de que la aventura necesita algo más que volumen de obras. Si alguno de estos proyectos con más visibilidad presenta un gran diseño -o al menos un diseño a la altura de las mejores aventuras de hace 15-20 años-, sí que podría suponer una ayuda a la mala idea que tienen del puzle los diseñadores de los años diez, y eso sería una ayuda importante para mejorar la situación del género.
  • Ollodepez.- ¿Pensáis que la financiación colectiva llegó para quedarse o es una mera moda pasajera?
e-Dipo.- Posiblemente adquiera la posición de alternativa. Es esperable que con el tiempo el entusiasmo se relaje y los que deciden apoyar la creación de juegos de esta manera racionalicen los apoyos y los limiten a proyectos no sólo ilusionantes, sino serios y viables. Para consolidarse como alternativa, sin embargo, van a ser cruciales los dos próximos años, en los que empiecen a salir al mercado los primeros juegos financiados de esta manera, para comprobar el grado de éxito de los mismos y de qué manera serán -o no- capaces de evitar una frustración, producto de expectativas en algunos casos excesivas por parte de los jugadores.
Guardián Misterioso.- Como ya dije, se trata de un cambio de tendencia que ha permitido descubrir nuevas vías de financiación, pero no creo que haya llegado para quedarse definitivamente. Nada en esta vida es eterno y todo es mutable, ya sea para bien o para mal. Así que, al igual que sucede con el resto de movimientos plurales, llegará un momento en el que caiga en el olvido o sea sustituido por otro tipo de iniciativa.
Miguel R. Fervenza.- No tengo dudas de que llegó para quedarse, hay una parte de moda que se desvanecerá con el tiempo, pero se podrá seguir consiguiendo financiación para los proyectos más interesantes.
lobo.rojo.- Hay un antes y un después del boom aventurero en KS, pero creo que la remesa de KS del 2014 marcará el destino, pues si es un éxito entonces habrá continuidad, en caso contrario puede que todo quede en una moda pasajera.
  • Ollodepez.- Si habéis financiado alguna aventura gráfica financiada por algún crowdfunding, hasta el momento ¿estáis satisfechos? ¿El proyecto está cumpliendo con sus promesas? ¿El desarrollador se encontró con alguna dificultad en el transcurso de su desarrollo? Contadnos un poco vuestra experiencia.
Miguel R. Fervenza.- Me he implicado poco en el seguimiento de los proyectos que he apoyado, en mi caso procuro ser paciente, dar un voto de confianza. Los procesos me interesan menos que el hecho de que las aventuras lleguen a puerto, así que aunque esté habiendo pocas actualizaciones en algunos, no haré balance hasta que las aventuras no sean publicadas.
Broken Age por dentro es un proyecto acorde a un estudio de tamaño medio como es Double Fine, la comunicación es muy buena, los foros tienen movimiento y ya hay un montón de horas de documental disponible para todos los backers. En contra de la percepción que se tiene desde fuera, salvo en los plazos -imposibles de cumplir para el tamaño que adquirió la aventura tras el enorme presupuesto extra-, están cumpliendo con creces lo prometido. Personalmente, a falta de que salga el juego, estoy satisfecho con cómo va el proyecto -será una aventura más ambiciosa de lo que esperábamos cuando hicimos la donación-, y los backers que conozco van en la misma línea. Curiosamente, parece que los que están descontentos con el proyecto son los que no tienen acceso a todo ese material del que sí disponemos los backers -aunque como digo al principio, yo solo he leído y visto una parte, de momento-. Dan la sensación de ser bastante claros, no escondieron sus -recalco sus, no nuestros- problemas de financiación y contaron la estrategia que iban a seguir para intentar solventarlos, además una parte considerable de nuestro dinero ya tenemos la sensación de que se ha rentabilizado con un documental muy apañado que tiene 12 episodios publicados -los que somos duros de oído con el idioma, agradeceríamos unos subtítulos en inglés para ir tirando, aunque una vez concluido los vayan a hacer en varios idiomas-. Esto no servirá de mucho si después la aventura no cumple las expectativas, pero de momento marcha de forma esperanzadora.
En aventuras más pequeñas es habitual que las actualizaciones sean de menor enjundia y que los foros exclusivos para backers apenas tengan movimiento. También lo veo comprensible, porque la falta de personal hace complicado que esos grupos puedan llevar adelante el desarrollo y además tengan una buena comunicación con los backers, que por otro lado tampoco la solemos reclamar salvo que haya una total impresión de abandono. Personalmente prefiero que aprovechen sus pocos recursos para centrarse en el desarrollo. Como ya dijimos, los retrasos son lo más habitual, pocos proyectos están listos en plazo.
Guardián Misterioso.- No puedo hablar desde la experiencia personal debido a que solamente participé en una ocasión tiempo atrás y se trataba del proyecto de un amigo. De todos modos, sí he seguido a lo largo de estos años alguna que otra campaña y, por norma general, sí se han cumplido las promesas. Las dificultades vienen dadas, sobre todo, por el hecho de alcanzar o no el objetivo prefijado que es lo que más quebraderos de cabeza suele provocar en sus responsables.
lobo.rojo.- No sigo a conciencia todos los proyectos que he financiado, pero en general estoy satisfecho. No todos los KS se desarrollan igual: algunos actualizan a menudo sin aportar gran cosa, como Spaceventure. Otros actualizan sin falta cada mes, ofreciendo material audiovisual, como Moebius. Otros esperan a tener mucho material que presentar pero siempre vale la pena, como Broken Age, y en menor medida Broken Sword 5 o Tex Murphy. Los demás proyectos los he seguido desde lejos como para opinar. Sin duda es emocionante formar parte del regreso de las viejas glorias, así como colaborar directamente al resurgimiento del género. Espero que el resultado final valga la pena pero ya se sabe, lo importante es el camino, ¿no?

Hasta aquí, nuestro debate. Muchísimas gracias a los cuatro por vuestra gran aportación.
Y a vosotros lectores, os animo a que opinéis sobre lo planteado en esta entrada.
Esperamos vuestros comentarios.

votar

1 comentarios:

¡Madre mía! ¡Qué debate! ¡Este Guardians cuando se explaya se explaya! :D (¿por casualidad no habrá una versión en audio no?)
Lo del crowdfunding en general me parece genial. Es la mejor manera de mantener vivo el género, desde los fanáticos y creadores independientes, porque si confiamos en las grandes compañías (me viene a la mente el penoso cierre de Lucas Arts) estamos en peligro. ¡Saludos!

Publicar un comentario en la entrada

Licencia de Creative Commons
Las marcas, logotipos, vídeos, música e imágenes de videojuegos mostradas en BAG son propiedad de sus respectivos autores. Se muestran aquí tan sólo con propósitos divulgativos.